Expresión de la semana

19/02/18: A perro flaco, todo son pulgas

Afbeeldingsresultaat voor a perro flaco todo son pulgas

05/02/18: No es tan bravo el león como lo pintan (véase también: El instituto Cervantes) 

 

Afbeeldingsresultaat voor leon pintan bravo

29/01/18: Unas expresiones que salen de la tauromaquia

Afbeeldingsresultaat voor no me torees

 

  • Hasta la bola

“Hasta la bola” es una expresión del lenguaje taurino que describe la estocada que penetra por completo en el animal (la bola es una pequeña esfera que separa la hoja del puño del estoque). Se emplea figuradamente para significar “hasta el fondo, hasta el final”. “Ponerse hasta la bola” supongo que en tu texto significará comer, beber, drogarse o copular mucho,

Afbeeldingsresultaat voor hasta la bola

Afbeeldingsresultaat voor don tancredo

Afbeeldingsresultaat voor don tancredo

Dejar a alguien en las astas del toro

Ponerlo en una situación peligrosa o desventajosa.

Afbeeldingsresultaat voor dejar a alguien en las astas del toro

 

15/01/18: Cada mochuelo a su olivo

Supongo que como sí sabréis lo que es un olivo (ese árbol que tiene como fruto las aceitunas), podemos pasar directamente a definir lo que es un mochuelo (lo cual no creais que es tan evidente ni para la gente española). Pues bien, un mochuelo es, según la Real Academia Española un ave rapaz nocturna, de unos dos decímetros desde lo alto de la cabeza hasta la extremidad de la cola, y medio metro aproximadamente de envergadura, con plumaje muy suave, de color leonado, con pintas pardas en las partes superiores, y amarillento claro con manchas alargadas grises en el pecho y vientre, cuerpo erguido, cabeza redonda, pico corto y encorvado, ojos grandes de iris amarillo, cara circular, alas redondeadas, cola corta y tarsos y dedos cubiertos de plumas blanquecinas y sedosas. Es común en España y se alimenta ordinariamente de roedores y reptiles. Vamos, un pajarillo que suele dormir en los árboles. Y como dicen que una imagen vale más que mil palabras… pues aquí tenéis a un mochuelo hecho y derecho.

Afbeeldingsresultaat voor mochuelo

Pues bien, dicho esto, cuando alguien dice lo de cada mochuelo a su olivo lo que quiere decir es que ya es hora de cada uno vuelva a su casa (es decir, que se ha terminado la fiesta o que se ha hecho muy tarde y hay que irse) o que cada uno debe volver a su puesto para seguir haciendo lo que se supone que debe hacer (cada uno debe seguir con su trabajo o con sus tareas). Sería el equivalente a decir, venga, cada uno a su casa, o que cada uno vuelva a lo suyo (lo que pasa es que con lo del mochuelo y lo del olivo, queda como más fino y elegante, más metafórico).

Otros usos
  • El Mochuelo es el apodo del cantaor payo de flamenco Antonio Pozo Millán
  • La palabra mochuelo se usa en España para hablar de algo duro de llevar a cabo. Asunto o trabajo difícil o enojoso, de que nadie quiere encargarse.

    => de allá la expresión : “cargar el mochuelo” = hacer el trabajo sucio o duro

  • Mochuelo= Ave rapaz nocturnasemejante al búho pero de menor tamañode plumajemuy suavede color pardo oscuro con pequeñas motas y ojos grandes amarillos 

=> Para saber más sobre estas aves rapaces nocturnas: véase búho y lechuza. En Bélgica sólo viven el mochuelo europeo (o común), el mochuelo boreal (sólo en el este de Bélgica) la lechuza común, el cárabo común, el búho campestre, el búho chico y el búho real (ya/todavía no en Flandes Occidental). En España hay mucho más. Si te interesa dónde viven en Bélgica, véase www.waarnemingen.be

11/12/17 > 15/01/18: Un tiempo de perros para los adultos y espléndido para los niños

Como hace un frío que pela (o que ‘cala’) aquí una expresión bonita relacionada con el tiempo:

Cuando el grajo vuela bajo, hará un frío de carajo 

Para saber más sobre sobre estas aves, véase córvidos y corvus. En Bélgica sólo viven el grajo, la corneja negra, la grajilla occidental y la urraca común o pica(ra)za. En España hay mucho más.

Pero hay otra que vale la pena conocer también: y tu nieve ¿de qué la quieres?

 

 

 

 

 

 

 

 

http://www.ytunievedequelaquieres.com/ 

04/12/17: Caer en saco roto 

Imagen

Imaginad que tenéis un saco que tiene un gran agujero (es decir, que está roto). Imaginad ahora que vais introduciendo cosas dentro. Esas cosas se irán cayendo al suelo, ¿verdad? Pues bien, una vez visualizado el efecto gráfico de la expresión española de hoy, pasemos a ver cómo se usa.

Se dice que algo cae en saco roto cuando es obviado, no se le hace caso, no va a ninguna parte. Es hacer un esfuerzo de forma inútil porque quien se supone que tiene que hacerte caso, no lo hace, pasa de ti. En este caso, nuestras palabras o acciones serían las cosas que introducimos en el saco y la persona que se supone que tiene que hacernos caso, sería el saco (que como está roto, no retiene nada de lo que introducimos en él).

Y ahora, los ejemplos: Déjalo, no te esfuerces. Todas las palabras que le digas caerán en saco roto. No quiere escuchar consejos de nadie y hará lo que él quiera sin importarle lo que los demás le digan.

Ejemplo 2: Las peticiones de amnistía de los refugiados cayeron en saco roto. Nadie les hizo ni caso.

Como véis, esta expresión se usa siempre para un mismo fin, para indicar que las palabras o los hechos que hemos dicho o realizado se pierden en el olvido, es decir, que quien debería tenerlos en cuenta, no lo hará.

Pues nada, espeAfbeeldingsresultaat voor margaritas cerdosro que mis esfuerzos por ayudaros a entender cada día mejor las expresiones que usamos los españoles en nuestra vida cotidiana no caigan en saco roto y las podais empezar a usar muy pronto con soltura.

Esta expresión parece un poco a otra: echar margaritas (o perlas) a los cerdos

27/11/17: A lo hecho, pecho 

carteles hecho desmotivaciones

 

20/11/17: Echar el muerto a otro 

¿Cuál es el origen de la expresión ‘Echar el muerto a otro’?

06/11/17: Que si quieres arroz Catalina

Afbeeldingsresultaat voor que si quieres arroz catalina

Érase una vez, en tiempos de Juan II de Castilla, allá por el siglo XV, un judío converso que residía en Sahagún, provincia de León, y que estaba casado con una mujer llamada Catalina. De esta buena señora cuentan las crónicas que le gustaba tanto el arroz, que no solo lo consumía en abundancia, sino que iba por donde quiera que fuese predicando las bondades y excelencias de este cereal, recomendándolo incluso como panacea sanadora de cualquier tipo de dolencia.

Pero, hete aquí que la buena Catalina, un buen día -o malo, según se mire- enfermó de muerte, quedando postrada en su lecho sin ser capaz de articular palabra y tan débil que apenas podía reaccionar a lo que se le decía. Como rechazara cualquier medicina, sus más allegados, en un último y desesperado intento por salvarla, le ofrecieron un cuenco de arroz recordando la debilidad que Catalina sentía por él y la fe que le tenía como cura universal de cualquier mal. Pero cuando le preguntaban: «¿Quieres arroz, Catalina?», la pobre era incapaz de decir ni sí ni no. Mil veces le repitieron la pregunta -«¡Que si quieres arroz, Catalina!»- y mil veces quedaron sin respuesta. La pobre enferma murió sin responder.

¿Qué quiere explicar el cuento? Pues que lo de que si quieres arroz, Catalina es una expresión que usamos cuando nos contestan con una incongruencia o ni siquiera nos contestan. Vamos, que no nos hacen ni … caso (añadid vosotros el adjetivo que queráis en los puntos suspensivos).

Este sería el cuentecillo o historieta que podría explicar la expresión que hoy nos ocupa. Pero en palabras de José María Iribarren, no es convincente. «Como tantas otras anécdotas de su especie, constituye, más que una explicación del origen del dicho, una aplicación del dicho mismo, aun cuando, como ocurre en este caso, se refiera la historieta a tiempos medievales, tratando de dar mucha antigüedad a la frase».

Lo cierto es que el dicho no aparece recogido ni por Correas en el siglo XVII, ni por Covarrubias, ni Sbarbi ni Bastús, por lo que es fácil deducir que la expresión no es tan antigua como se quiere hacer creer.

Tan solo Ramón Caballero, en su Diccionario de modismos, incluye una expresión cercana: «¡Que si quieres!», como «locución familiar que se emplea para rechazar una pretensión o para ponderar la dificultad o imposibilidad de hacer o lograr una cosa».

Así pues, en opinión de Iribarren, lo más seguro es que «la frase Que si quieres arroz, Catalina sea una mera modificación o añadidura de la de ¡Que si quieres! Y todo me hace suponer que se trata de una expresión moderna, nacida en el siglo XIX». Y concluye afirmando que lo que haría falta saber es de dónde sale la historieta. Porque lo que cuenta, va a ser que no. Una lástima.

23/10/17: Vete al carajo

Afbeeldingsresultaat voor vete al origen

Afbeeldingsresultaat voor vete al origen

Origen de las frases “vete al carajo” y “vete a la verga”

Es bien sabido que a la cesta más alta de los antiguos barcos se le llamaba ‘carajo’. Cuando un marinero cometía algún error o simplemente molestó al capitán, se le mandaba al carajo como castigo. Lo curioso es cómo evolucionó esta palabra junto con ‘verga’. Ya que si te ves con alguien indeseado, la frase ‘vete al carajo’ es similar que decir ‘vete a la verga’, aunque puede significar “ve y siéntate en un miembro viril’, también puede significar “Vete al palo, al palo más alto”
Ahora, si decimos “verga” lo primero en que piensas es en algo obviamente sexual. Pero en realidad, esta palabra tiene sus orígenes en Francia.
 
Viene de la palabra Vergé, que traducido en español significa ‘Vara’, específicamente, el palo horizontal que sostiene las velas de los barcos viejos. Viejas frases que hacen referencia a esto es la posibilidad de tomar alcohol en determinadas horas de acuerdo a la marea. Ante la falta de relojes se decía que ‘la marinería solo podía beber cuando el sol estaba sobre la verga del barco‘. Un estimado 11 de la mañana. La próxima vez que alguien te pregunte la hora, puedes dirigirte, con total soltura ‘Voy a revisar en que posición está el Sol con respecto a mi verga’. Siempre y cuando tengas barco.
La raíz original de la palabra francesa se encuentra de hecho en la palabra latina ‘Virga’ que es un palo básicamente.

02/10/17: Tener pinta de … 

25/09/17: matar el gusanillo

Afbeeldingsresultaat voor matar el gusanillo

Afbeeldingsresultaat voor matar el gusanillo

02/10/17:

Tener pinta de … 

18/09/17: “CORTAR EL BACALAO”

Afbeeldingsresultaat voor cortar el bacalao

Significado. El que corta el bacalao es el que manda, el que decide.

Explicación. Cortar el bacalao significa, como bien dice la RAE, mandar o disponer de hecho. Es decir, tener el mando, tener el control, ser el que decide. El que corta el bacalao no tiene por qué siempre ser el “jefe” oficial. Muchas veces hay gente que tiene mucho poder en la sombra que los que mandan oficialmente, es decir, que sin ser alguien que tenga un cargo decisivo u oficial, realmente es quien decide cómo y cuándo se hacen las cosas. Por eso y aunque no se trabaje en una tienda de salazones, pescados o embutidos es tan importante saber quién corta el bacalao😉

Origen. Antiguamente, al no haber neveras, cámaras frigoríficas ni congeladores, los alimentos se conservaban de otra forma. Una de las más populares era usando sal. Todos los productos que así se conservaban (y que siguen conservándose de ese modo a día de hoy) se denominan salazones. Pues bien, parece ser que alrededor del siglo XVI, tras popularizarse el bacalao en salazón en España sobre todo en regiones como el País Vasco y Cataluña, se empezó a utilizar también en el nuevo mundo donde a los esclavos de las regiones caribeñas se les alimentaba con tiras de bacalao (conservado en sal pero desalado para su consumo). Los esclavos formaban larguísimas filas y ante ellas, el capataz iba cortando los pedazos que le entregaba a cada uno para que se alimentase. Y de él dependía que los pedazos fuesen más o menos grandes, de ahí la importancia de quien corta el bacalao.

Ejemplos. He llegado a la empresa y la verdad es que estoy muy confusa. Todavía no sé quién corta aquí el bacalao. Cuando llegas a un sitio nuevo es muy importante saber quién manda y a quién hay que hacer caso, tampoco para hacerle la pelota, pero sí para evitar cometer grandes equivocaciones.

11/09/17: “A BUENAS HORAS, MANGAS VERDES” 

2zpij6f

LA SANTA HERMANDAD

Precursor de la actual Guardia Civil

Estos soldados se distinguían por su uniforme: un coleto, o chaleco de piel hasta la cintura y con unos faldones que no pasaban de la cadera. El coleto no tenía mangas y, por tanto, dejaba al descubierto las de la camisa, que eran verdes. Popularmente eran conocidos como cuadrilleros, porque iban en cuadrillas (cuatro soldados), o mangas verdes, porque el color verde de sus mangas los identificaba de inmediato.

Esta especie de policía rural fue muy eficaz en sus primeras épocas, infligiendo castigos muy severos y favoreciendo la autoridad central de la realeza al hacer que la nobleza perdiera gran parte de su inmenso poder e influencia. No obstante, algunos autores afirman que posteriormente cedió en disciplina y eficacia debido fundamentalmente a las siguientes causas: resultar escasa para Ejército permanente y, sin embargo excesiva para cuerpo de seguridad; suponer una considerable carga para los pueblos que debían pagarla; y el emplear cada vez más frecuentemente al Ejército regular en misiones de orden público.

CURIOSIDAD

Se dice, por ejemplo, que los mangas verdes no llegaban nunca a tiempo, que los crímenes quedaban impunes o que los propios aldeanos se las componían para dar solución a sus problemas, de modo que cuando aparecían, su labor era innecesaria. Por esta razón, se supone, el pueblo acuñó la expresión «¡A buenas horas, mangas verdes!» como símbolo de inoperancia, tardanza o inutilidad.

Fuente: http://www.tiki-toki.com/timeline/entry/438022/Los-Reyes-Catlicos/

El puesto de policía de Enschede (Países Bajos) está ubicado en la Calle Hermandad.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Santa_Hermandad y https://nl.wikipedia.org/wiki/Hermandad (en Holanda es un apodo de la policía)

La expresión: https://expresionesyrefranes.com/2007/05/17/a-buenas-horas-mangas-verdes/

Cuando alguien dice a buenas horas mangas verdes lo que quiere decir es que ya es tarde para resolver algo, que ya no importa que le ayuden porque ya no hay remedio o ya se ha terminado lo que se tenía que acabar.

Es como decir, no te preocupes, ya no importa o es demasiado tarde.

Con un par de ejemplos, lo veréis enseguida. Ejemplo 1: Imaginad que estoy limpiando la casa toda la mañana y justo cuando estoy terminando llega alguien y me dice: “¿Quieres que te ayude?”. Entonces yo podría decir: “A buenas horas mangas verdes”, queriendo decir que ya es demasiado tarde y que ya no importa que me ayuden porque ya no lo necesito.

Ejemplo 2. Una conversación entre madre e hijo. Madre: “¿Cómo llevas el examen de mañana?”. Hijo: “Voy a empezar a estudiar ahora”. Madre: “A buenas horas mangas verdes!”. (lo que quiere decir la madre es que ya es demasiado tarde como para ponerse a estudiar).

Y ahora, veamos el origen real de la frase. Según parece, el origen de la frase proviene de un ejército formado en el año 1476 durante el mandato de los Reyes Católicos. El ejército de los mangas verdes fue constituido para prestar auxilio en cualquier tipo de emergencias. Sus miembros vestían un uniforme con coleto —vestidura de piel que cubre el cuerpo hasta la cintura— y mangas de color verde.

Relatan los cronistas de los siglos XVI y XVII que este ejército se ganó a pulso la fama de impuntualidad. Generalmente, cuando llegaban al lugar requerido para prestar el auxilio ya se habían cometido los desperfectos y siniestros. Y a veces tardaban tanto que los vecinos del pueblo habían resuelto el problema. De ahí que cuando se personaban en el lugar de los hechos, la gente les reprochaba diciendo: “¡A buenas horas, mangas verdes!”.